Top

Tengo que decirte la verdad

tener un blog

Tengo que decirte la verdad

Tras 22 posts publicados durante el 2014, año en el que nació este blog, debo decir la verdad: no le dediqué ni el tiempo, ni la energía suficiente a este sitio.

Los resultados están a la vista. Creé el blog un 7 de marzo de 2014. Publiqué la primera entrada el 13 de ese mismo mes. La segunda llegó dos días más tarde, la tercera 5 días después. Al finalizar marzo, había publicado 5 artículos en YoMelisa.

Este que parecía un buen comienzo, sólo fue el mágico impulso de los primeros pasos, ya sabes, cuando algo es nuevo, lo estás estrenando y tienes toda la emoción de los primeros instantes con ese objeto, hasta que ese enamoramiento comienza a desvanecerse y uno se topa con la realidad, con lo que verdaderamente es tener un blog.

Tener un blog es tener un trabajo nuevo que llevar a cabo y como todo trabajo, requiere por supuesto de mucha dedicación, principalmente si quieres que ese trabajo sea valioso en el mediano y largo plazo.

Una de mis 22 entradas en este blog habló sobre emprender y amar, pero yo debí profundizar en esta cuestión y hablar del paralelismo entre las relaciones amorosas y el trabajo en un blog. tener un blog

Pues en ambos casos, hay una primera etapa vigorosa, una extraña fuerza que impulsa a mantenernos pegados a un otro, una necesidad de estar con ese otro, aunque sólo sea para hacer nada.

En el caso del blog, por lo menos a mí me ocurría lo mismo. Me la pasaba pensando continuamente qué hacer, de qué hablar. A veces me descubría a mí misma deambulando por el blog, sin hacer nada, pero yo quería y necesitaba estar allí.

Con el correr de las semanas y los meses, esa intensidad fue disminuyendo y cuando quise darme cuenta, me había alejado por completo, mi blog se había convertido en un total extraño, incluso ya no me apetecía hablar de él cuando alguien me preguntaba.

¿Había perdido el interés? No, simplemente me había distanciado.

En las relaciones de pareja muchos suelen ser reacios a la idea de tomar distancia, pues creen que es un adiós en suspenso. Sin embargo, me he dado cuenta en este tiempo lejos de este sitio, que en realidad la distancia aclara el panorama y nos impulsa a dirigirnos a ese lugar en el que deseamos estar realmente.

Hoy vuelvo a mi blog, escribo mi primera entrada de este 2015, con el renovado deseo de que esta vuelta sea con más fuerza y convicción que mi experiencia anterior. Pretendo que esta sea una nueva etapa, no una en la que el pasado atrás quede atrás, sino en la que pueda ver al pasado para evitar cometer los mismos errores.

Hoy elijo volver a mi blog, pero también vuelvo a casa, a mi hogar online.

HOME SWEET HOME 🙂

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario