Top

Te mereces un mundo

Te mereces un mundo

Te mereces un mundo y, sin embargo, no puedo darte el mío pues ya lo he compartido demasiado.

A veces cuesta descifrar la medida de la entrega ¿hasta dónde? ¿Hasta cuándo?

A veces no está bien medirlo todo ¿por qué? ¿Para qué hacerlo?

Pero hasta aquí he llegado con lo puesto, con todo lo que he dado, mis manos vacías tengo.

No es que vos te lo hayas llevado, es que yo quise prestarlo, aunque nadie lo ha devuelto.

Perdóname la partida, pero es mi única salida para encontrarme conmigo misma.

Hasta que nos cruce la vida, recordá siempre: nada puede disolver la historia compartida.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario