Top

Mi cuerpo como trampa

Mi cuerpo como trampa

¿Alguna vez quisiste morir, del verbo que me parta un rayo ahora mismo?

Yo sí, varias veces.

Me sucede siempre que empieza y se desarrolla una de esas crisis en las que el cuerpo, el mío, se vuelve trampa.

Mi cuerpo como trampa me enjaula y yo me asfixio.

Mi cuerpo como trampa me sacude y yo tiemblo.

Mi cuerpo como trampa me aturde y yo ensordezco.

Mi cuerpo como trampa me marea y yo me pierdo.

Cuando mi cuerpo es trampa yo imploro que se termine la agonía y pido entonces morir.

Convivir con esta trampa de cuerpo hace que todos los otros peligros, los externos, se vuelvan bebés de pecho frente a esta materia de la que estoy hecha.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario