Top

#LaVidadelFreelance

Mi vida como freelance

#LaVidadelFreelance

Qué genial sería para mí ir a dormir todos los días a la misma hora que el resto del mundo.

Qué genial sería poder despertarme a la hora tradicional, aquella en la que otros millones de habitantes se despiertan.

Más genial sería para mí que el fin de semana realmente fuera de descanso.

Sería también genial que las horas fueran eternas, que no duraran lo que dura un suspiro, pero que aun así los días no tuvieran más de 24 horas.

Sería tan genial para mí tener un horario estipulado, una rutina organizada en la que sabes de antemano qué actividades tendrás que realizar durante la jornada.

También me encantaría tener compañeros de trabajo, a los que ver a diario y por los que sentirme molesta a veces.

Sería agradable realizar una actividad profesional en la que me mueva mucho y no esté estática en una silla, frente a un ordenador, tener más contacto con el aire libre todos los días.

No puedo explicar lo maravilloso que sería para mí levantarme todos los días teniendo certezas de todo lo que me ocurrirá durante la jornada.

Sería genial que todo lo anterior fuera cierto, pero no es mi realidad. Yo vivo #LaVidadelFreelance.

Mi vida como freelance

CC Commons by: Tammy Strobel

¿Cómo es #LaVidadelFreelance?

#LaVidadelFreelance es aquella que si es mirada de lejos, no parece vida. Se trata de un estilo de vivir en el que abunda la incertidumbre: aunque en líneas generales puedes saber qué clase de tareas debes cumplir a lo largo de la jornada, lo cierto es que siempre puede haber un imprevisto que cambie tu rutina programada y te haga quedar más horas de lo pensado trabajando. También puede suceder lo opuesto, que te despiertes iluminado y que en menos horas de las esperadas termines con todos los pendientes de tu día y tengas más tiempo de ocio del que imaginabas (no sucede muy a menudo).

En #LaVidadelFreelance no siempre amaneces a la misma hora que el resto de tu familia. Puede sucederte que cuando estás iniciando tu jornada laboral, ellos ya han comenzado muchas horas antes que tú, pero claro, seguramente ellos no se fueron a la cama cuando ya era de día, mientras que tú sí.

¿A qué hora te duermes de promedio cuando eres freelance? Ni sabes cuándo será la hora de ingreso, ni sabes cuándo será la hora de salida. En otras palabras, nunca sabes en qué momento del día será la hora de dormir y muchas veces puede sucederte que esa hora no llega y es entonces cuando tus días tienen más de 24 horas.

El fin de semana ¿sólo para descansar? Sí, claro. Para el freelance eso es sólo un mito, no existe en realidad un día fijo asignado al descanso, eso no quiere decir que no haya descanso, pero lo cierto es que ese momento hay que crearlo con mucho esfuerzo y no siempre llega en fin de semana ¿estaría mal descansar un lunes?

Comenzar la jornada de trabajo a las 8:00 AM, tener un descanso a las 12:00 AM y terminar a las 17:00 PM ¿acaso un horario así es posible para el freelance? Podría serlo, si no tuvieras clientes a los que le surge algún inconveniente que tú debes solucionar fuera de ese horario. Si no se te presentarán tareas extra y ASAP (As Soon As Possible/ Tan pronto como sea posible).

Tener compañeros de trabajo a los que ves a diario cara a cara no es parte de #LaVidadelFreelance, precisamente porque como trabajador independiente trabajas en la más absoluta soledad de tu hogar y pocas veces tienes contacto cara a cara con un colega o incluso un cliente.

La vida del freelance

CC Commons by: Colin Kinner

El correo electrónico y Skype pueden ser tus armas de salvación frente a semejante soledad, cada email que recibes a lo largo del día es parte de la información que intercambias con quienes colaboras, pero pocas veces tienes motivos para sentirte molesto por estas interacciones que son tan poco invasivas de tu espacio personal y laboral.

Moverse mientras trabajas es una realidad, tus dedos, si es que escribes como freelance, se moverán mucho, pero el resto de tu cuerpo puede que esté más quieto. De todas formas, haces tantas cosas durante el día, visitas tantos sitios a través de Internet, tantos lugares, que posiblemente, al terminar la jornada sientas que te has movido todo el día, porque si hay algo que no existe en tu jornada es un momento de quietud, siempre estarás haciendo algo.

¿El lugar donde trabajas? Eso sólo lo decides tú.

En síntesis, te levantas todos los días sin tener certezas de todo lo que ocurrirá durante tu jornada. Se trata esta de una auténtica aventura, que con el tiempo yo he aprendido a enfrentar a diario, a disfrutar con frecuencia y también a lamentar cuando las cosas se ponen duras.

Esta es mi vida, no está perfectamente organizada, no se adecúa quizás al modelo tradicional (si es que existe), pero es el día a día que yo elijo. Hoy elijo tener #LaVidadelFreelance.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario