Top

Fabricar alegría

Fabricar alegría

Te fuiste y con vos te llevaste la alegría.

No eras mezquino, pero arrasaste con todo.

Me pregunté: ¿qué es lo hace el resto cuando los dejan sin nada?

Si fuera un robo, uno denunciaría el hecho

Esperaría que la justicia se encargue de ello.

Y luego emprendería la dura misión de reemplazar lo que falta.

El problema es que lo que aquí falta no se puede reemplazar.

No hay un mercado de la vida en el que uno pueda comprar alegría.

O sí, quizás exista, pero es que todavía no me lo presentaron.

Entonces, pienso que tal vez no deba comprarla.

Puede ser que yo ya sepa cómo fabricarla.

Y si es así, lo que te llevaste fueron mis alegrías pasadas.

Tal vez por eso duele tu recuerdo,

Porque allí donde vos estabas, ahora me haces falta.

Pero quizá sea acá donde no te tengo,

el lugar en el que deba hacer mi mayor esfuerzo.

Y fabricar alegría, vos sabrás, es cosa necesaria.

Por eso acá estoy armando la maquinaria.

Hoy la fábrica abre sus puertas y abre sus ventanas

Le pide a todos los que estén cerca que ayuden en la tarea

Pues fabricar alegría es cosa seria.

Si el experimento sale bien, recordá, compartimos las ganancias.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario