Top

¿Eres autodidacta?

soy autodidacta

¿Eres autodidacta?

Autodidacta de oficio

Si visitas mi perfil en Twitter, verás en principio que por el momento no seré condecorada como “la tuitera del año” ni nada que se le parezca. Además de ello, notarás, si te fijas en la breve biografía que he incluido en dicho perfil, que me autodefino como “autodidacta por oficio y obligación”.

¿Qué quiere decir esto? Por un lado creo que ser autodidacta es una cuestión de oficio, esto es, o lo llevas o no lo llevas. Aunque suene a paradoja, no creo que el autodidactismo  (sí, existe esa palabra) se aprenda, sino que forma parte de uno. De hecho, muchos pueden tener esta característica, pero quizás la ignoran.

El caso es que pienso que ser autodidacta es, en gran medida, sentir el deseo por la adquisición constante de nuevos saberes y no necesariamente del modo más convencional, la finalidad siempre es la misma, aprender, pero el método para nada importa.

Ya verás cómo hablaré bastante en YoMelisa acerca del aprendizaje, de la relevancia de adquirir nuevos conocimientos y básicamente, de lo importante que es animarse a encarar nuevos procesos de aprendizaje, aunque más no sea por cuenta propia, sin la necesidad de acudir a un docente cada vez que se emprende tal acción.

soy autodidacta

Imagen by: YoMelisa

 

Autodidacta por obligación

Además de entender el asunto como una cuestión de oficio, lo veo como una obligación autoimpuesta y también digitada por el mercado.

Yo misma me involucro en nuevos conocimientos buscando superar aquello que ignoro y necesito conocer, entender y manipular en el ejercicio diario de mi profesión, por tanto, me lo impongo como tarea obligada, como prioridad.

Pero también es el mercado, en cierta forma, el que me incita a hacerlo. No porque contar con una titulación o un determinado tipo de formación sea requisito indispensable para obtener un empleo por ejemplo, sino porque la competencia parece ser cada vez más feroz y cuanto más capacitados estemos, mejores perspectivas profesionales tendremos.

Por otra parte, ser autodidacta es también una forma de mantenerse siempre en movimiento, con tu mente en acción, algo que suele ser provechoso, en tanto aumenta tu potencial creativo y transforma tu actitud positivamente de cara a más y mejores oportunidades de negocios.

¿Ser autodidacta es ser emprendedor?

El autodidacta tiene algo de emprendedor, sumamente valorable en el contexto actual dominado por el auge de las nuevas tecnologías y la proliferación de los emprendimientos online.

De manera que tu impronta autodidacta puede ser beneficiosa para los diferentes aspectos de tu vida, para desarrollar tus capacidades personales y profesionales y de ese modo acercarte al presente que deseas.

En lo  particular, creo que la forma más eficiente de aprender es haciendo, por ello, ¡actívate! Yo ya he iniciado y en estos primeros pasos que he dado con este blog, pude incorporar nuevos saberes que indudablemente no hubiera asimilado de mejor manera que aplicándolos en la práctica.

El hecho de hacer para aprender es también parte del espíritu emprendedor que habita en el autodidacta.

¿Qué me dices tú? ¿Qué tal te llevas con el autodidactismo?

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario