Top

Ella habla con ella II

Ella habla con ella II

—Mirá, como yo lo veo, tenes dos opciones: seguir compadeciéndote; seguir sintiendo lástima por vos misma y lamentándote todo lo que perdiste, todo lo que cambió tu vida, todo lo que ya no será, lo que ya no tendrás, lo que ya no vivirás; seguir esperando que un milagro suceda; seguir pateando la pelota para afuera, rogando que alguien te saque del lugar en el que estás, que no sabes bien cuál es, pero que no te gusta; seguir preguntándote ¿por qué a vos? Como si vos tuvieras el derecho divino de que no te pasen estas cosas; seguir echándole la culpa a Dios, al universo, al destino, al karma, al chupacabras y a la mar en coche; creer que ya no tenes arreglo, que te rompiste y así vas a quedarte. Bueno, en definitiva, podes seguir así como vas o podes enderezar la nave, salir de esa comodidad patética en la que estás totalmente sumergida y dar un primer paso hacia otra cosa, después verás qué tal te va, pero primero lo primero: empezar a caminar de nuevo— dijo mirándose a los ojos frente al espejo.

Respiró hondo, se secó las lágrimas, se contempló la mirada unos instantes más  y dibujó una breve sonrisa conciliadora.

—Dale tontita, vos sabes que yo te quiero y vos sabes también que podes— asintió.

Volvió a tomar una bocanada grande de aire como inflando los pulmones hasta reventar y al exhalar soltó todo el hastío, toda la tristeza que traía ese lunes raro de octubre encima. No pudo evitar que las lágrimas cayeran en cantidad.

Se despegó del espejo, puso música y empezó a bailar con ella misma.

 

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario