Top

El título de un post, una promesa por cumplir

un título una promesa

El título de un post, una promesa por cumplir

He visto muchas recomendaciones acerca de cómo escribir el título perfecto para un post, cómo elegir el mejor título para un artículo, trucos para escribir títulos efectivos, etc., etc. Cierto es que gran parte de esos contenidos resultan realmente útiles y cumplen su cometido, pues me han enseñado mucho al respecto, técnicas que quizás no tenía tan en cuenta al momento de redactar mis propios textos o que en ocasiones no aprovechaba al máximo.

El caso de este post no es precisamente ese. Ya te hablaré en futuros artículos acerca de cómo crear titulares atractivos, pero en esta oportunidad, lo que quiero dejar en claro es otra cosa.

¿Alguna vez te has preguntado lo que representa el título de un post?

Lo que todo el mundo dice del título de un post

Como dije antes, la mayoría de artículos que hacen referencia a la creación de titulares para un post suelen centrarse en los métodos más efectivos para conseguirlo. La idea de esta clase de textos es que como lectores aprendamos o conozcamos prácticas útiles que podemos implementar en nuestros propios blogs, de cara a conseguir un mayor impacto en quienes visitan nuestro sitio y nos leen.

Hasta ahí no tendría nada que objetar, sino fuera porque estamos obviando u olvidando otra gran y necesaria verdad a debelar en torno a los títulos, y esa no es otra que la de entender la importancia que estos tienen.

Diferentes expertos en copywriting o redacción web coinciden en un punto: escribir títulos efectivos es clave para captar la atención de los visitantes de tu blog. Y agregan, el título vendría a ser la primera impresión o aproximación que tiene el lector a tu contenido, si en el título no encuentra nada que le interese o que llame su atención, probablemente será más difícil conseguir que ese usuario acceda al post en cuestión y con ello, lea el texto que has creado.

Lo que resta descifrar ahora es qué sucede del otro lado de la ecuación, ¿cuál es la responsabilidad que le cabe a ese título y por tanto, a quien lo escribe?

un título una promesa

Un título es una promesa de contenido

¿Cuál crees que sería tu responsabilidad como redactor o creador del contenido de un blog al momento de titular? Probablemente pienses que con la calidad del texto ya es suficiente, que ofreciendo un artículo original y que aporte cierto valor al lector bastará. ¡Claro que sí! En parte.

El título del post que has creado es la promesa realizada a tus lectores. Si el título es potente, atractivo, realmente efectivo en cuanto a impacto, pero al acceder al texto este no cumple con las expectativas de quien lo lee, probablemente estos pierdan la confianza en tu contenido. Es necesario tener presente este factor esencial en torno al título.

La fórmula, el tono, las palabras clave que utilices en tu título son importantes por muchas razones, pero nunca deberías perder de vista esta especie de acuerdo tácito que existe entre tú y tus visitantes, o tu contenido y quienes lo leen. Si alguien accede a leer tu artículo querrá que la promesa que le has hecho en el título se cumpla, por ello, presta especial atención a la elección de tus titulares, porque ahí estará la clave del desarrollo acertado del post y viceversa.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

2 Comments
  • Daniel Castaño

    Melisa, gracias por la información, la verdad es que si es muy necesario tener en cuenta cual es el contenido que respaldara el titulo.

    Gracias

    15 Agosto, 2014 at 12:22 Responder
    • Melisa Fernández

      ¡Hola Daniel! Qué gusto que la información te sea útil. Indudablemente, la elección del título es muy importante y define en cierta medida el desarrollo del contenido del post. Gracias por comentar. Un saludo.

      15 Agosto, 2014 at 14:33 Responder

Deja un comentario