Top

Cósmica

cósmica

Cósmica

“Salgo a caminar por la cintura cósmica del sur”, reza la canción y yo la canto en mi cabeza.

En realidad, la canción se canta sola dentro mío, ya ni sé de dónde brota, quizás viene de mis narices o es mi lengua la que la dibuja dentro de mi boca.

La cosa es que yo salgo a caminar y en esa caminata camino sólo las veredas, nunca calles, a ellas no las toco. No hay esquinas en estas veredas, son veredas eternas, que nunca terminan.

Cómo nos gustaría, a nosotros los finitos, encontrar esa característica indeleble en todo aquello que amamos. Que eso inmarcesible sea tu vieja, tu viejo o mejor, que fuera el mío, mi papá.

Uno a uno van cayendo todos estos pensamientos mientras yo camino, con la frase de esa canción que ya me ha tomado el cuerpo todo.

Y me detengo una y otra vez en la misma palabra: “cósmica”.

Y entonces, imagino que estas veredas eternas en algún punto terminarán y tendrán una esquina, un rincón que le pondrá fin a su dictadura.

Y pienso que tal vez sí, que quizás suceda, que podría ser que allá a lo lejos, donde se vislumbra la silueta de un horizonte, acabe esta vereda y yo por fin llegue a una esquina desde donde irremediablemente saltaré hacia el vacío, un vacío que en realidad está lleno, porque allí, tal vez en  esa esquina, quepa el universo todo y quizás, al fin en esa esquina, me encuentre con esa figura cósmica de la que habla la canción.

Imagen: Pinterest.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario