Top

¿Cómo mantener un ritmo de publicación constante en tu blog?

Debo actualizar mi blog

¿Cómo mantener un ritmo de publicación constante en tu blog?

Me he visto reflejada en cientos de artículos de otros blogueros vinculados a los errores típicos de un bloguero novato. Me he encontrado con un espejo, cuyo reflejo no es el más agradable.

Si bien estoy en esto de la redacción web desde hace tiempo, indudablemente, trabajar para un cliente no es lo mismo que trabajar para mí misma.

Cuando colaboro con un cliente, tengo una disciplina que ciertamente no he logrado aplicar aún en mi propio blog y eso es un problema a enfrentar en primer lugar y a solucionar en segunda instancia.

Debo actualizar mi blog

CC Commons by: Vic 

Primera etapa #Negación

Con lo primero que me he topado es con la negación. Me he visto a mí misma negando la existencia del problema. Pero la situación estaba bastante clara, bastaba con ingresar al blog y notar que en una semana sólo había publicado una entrada. Claro, para algunos blogueros este es un ritmo normal, pero cuando recién inicias con un blog, la frecuencia debería ser otra, al menos eso creo yo.

Indudablemente, una publicación cada 7 días no es el ritmo que quiero sostener, pero tampoco definí previamente cuál sería el ritmo de publicación acertado para mi blog y eso me llevó a negar la existencia del problema, en tanto, no había un lineamiento previo que seguir.

Esto me hace pensar que quizás el error inicial ha sido no definir previamente cuál sería la frecuencia de publicación en mi blog. No es tan grave, pero representa un error a solucionar.

Segunda etapa #Fastidio

Al atravesar la etapa de la negación, sobrevino a mí el fastidio. El fastidio obedecía al hecho de que aun queriendo publicar, no encontraba el tiempo o la “inspiración” necesaria para hacerlo.

Ingresaba al blog por momentos y me veía mirando una y otra vez lo que ya había creado con anterioridad, pero sin disponerme efectivamente a escribir una entrada para el blog, lo que me generaba fastidio y por momentos hasta cierto rechazo a la idea de sentarme a escribir para el blog.

Tercera etapa #Culpa

En los últimos días pude experimentar eso que algunos denominan culpa por no actualizar mi blog y comencé a preguntarme cómo hacer para no sentirla. Esbocé varias ideas, incluso hasta había pensado escribir un post al que titularía “¿Cómo combatir la culpa por no actualizar tu blog?” Pero me encontré una vez más tratando de engañarme a mí misma, porque lo que yo debía hacer para combatirla era tan sencillo como volver a escribir para mi blog.

Mi respuesta estaba demasiado clara como para invertir el tiempo en un post fundado en un error. La única forma de combatir la culpa por no actualizar un blog es actualizándolo. Así, sin más.

Cuarta etapa #Inspiración

De la culpa pasé a la etapa de la inspiración sin escalas. Puede parecer raro que de un sentimiento tan negativo como la culpa llegue a la inspiración. Hay quienes dicen que desde la oscuridad a veces se ven las cosas más claras y algo así me sucedió a mí.

La inspiración para escribir en mi blog la obtuve de todas las sensaciones que me generaba el hecho de no actualizarlo. De todo lo que experimenté por no crear nuevo contenido, aun teniendo un listado de temas a abordar, aun contando con el tiempo para hacerlo e incluso pese a querer hacerlo.

Si tenía todo eso a mi favor ¿por qué no actualizar mi blog?

Y aquí estamos, volviendo al ruedo y buscando respuestas para que no me vuelva a suceder esto de pasar tantos días sin publicar en mi blog.

¿Cómo ser productivo al publicar en un blog?

-Mantén una disciplina

La disciplina de trabajo se aplica a cualquier actividad que emprendas, no sólo a la publicación en un blog, pero es ciertamente en este último caso, sumamente necesaria.

La disciplina la sostendrás con mayor facilidad si tienes objetivos claros que alcanzar  y claro, si gestionas tu tiempo de la forma adecuada.

El día cuenta con 24 horas: ¿qué es lo quieres lograr al final de ese día en tu blog? ¿Cómo gestionarás tu tiempo para hacerlo? ¿Cuántas horas le dedicarás a tu actividad en el blog?

Estas son las preguntas que debes hacerte y en base a las respuestas obtenidas, ya estarás más cerca de saber qué clase de conducta debes cumplir.

-Evita procrastinar

Parece sencillo decirlo, pero la cantidad de distracciones que seguro encuentras en Internet te hacen la vida un poco más difícil al frente de tu blog.

La procrastinación es una acción que está de moda, en realidad siempre existió como acción, pero nosotros, los internautas, hemos ayudado a configurarla como una epidemia, extendiéndola a todo el globo, a personas de todas las edades y que ejercen distintas actividades, aunque podríamos decir que se ve mucho más en aquellos que trabajan en la PC en general y en Internet en particular.

¿Por qué procrastinamos? Porque la tarea que tenemos por delante nos produce cierto nivel de ansiedad y ¿por qué sucede esto? Porque posiblemente actualizar tu blog te represente una actividad desafiante y por tanto demasiado abrumadora, en ciertas ocasiones.

¿Qué hacer para dejar de procrastinar? Pues la respuesta estoy tratando de hallarla y mientras tanto, en Wikipedia he encontrado una frase que me ha resultado muy interesante: “Gestionar bien el tiempo no es tanto una cuestión de utilizar bien el reloj, sino de utilizar bien la brújula”. ¿Sabes dónde estás parado?

Calendario de publicación

CC Commons by: Rory MacLeod

-Crea tu propia rutina

Para crear una rutina propia de publicación en un blog es necesario cumplir con ciertas cuestiones. En principio, identificar qué es lo que debes hacer para conseguir tu objetivo, que no es otro que crear contenido para tu blog, y luego publicarlo y cumplir esto en el tiempo.

Luego tendrás que definir cuándo llevarás a cabo la tarea, en el caso de un blog, lo ideal es pautar cuáles serán los días que publicarás, por ejemplo lunes, miércoles y viernes, siempre y cuando sepas que podrás tomarte el tiempo necesario para hacerlo, escoge los días a conciencia, porque aunque no lo parezca, el calendario de publicación es un factor crucial en el éxito de un blog.

Por último, no te olvides de medir, evalúate por un periodo determinado e identifica cuál ha sido el nivel de compromiso con el cumplimiento de tu rutina.

 -Anticípate creando contenido extra

No es extraño que en ciertas ocasiones te sientas más inspirado que otras. Esos momentos llenos de no sé qué en los que algo se destraba en tu cabeza y escribes sin parar, debes atesorarlos o mejor dicho, exprimirlos.

Cuando te suceda, aprovéchalo creando más de una entrada, no es necesario que publiques todas en un mismo día, adminístralas de manera que te permitan tener esa valiosa reserva en épocas en las que el tiempo o la falta de inspiración no te permitan escribir para tu blog.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

1 Comment

Deja un comentario