Top

¿Cómo el amor puede ayudarte a ser un gran emprendedor?

amor y emprender

¿Cómo el amor puede ayudarte a ser un gran emprendedor?

¿Qué es encontrar “la verdadera vocación”? Los más jóvenes se confunden mucho con ello.

El mercado, la escuela, los padres, la familia, todos ellos juntos o por separado, confluyen en un único reclamo que obedece a esta cuestión del “ser  o no ser”.

Hay familias que tienen una verdadera tradición al respecto y por generaciones, los miembros de ella eligen una misma carrera que estudiar. Sí, aunque parezca mentira, aún en esta era, hay familias que funcionan bajo esta ley.

¿Serás lo que debas ser o lo que ames ser?

Recuerdo la frase del General José de San Martín: “serás lo que debas ser  o no serás nada”, una expresión contundente, pero un tanto autoritaria para mi forma de ver las cosas, porque bajo esta concepción ¿quién impone lo que debes ser?

Si son tus padres o tus profesores quienes dicen lo que debes ser, ¿qué clase de vida te espera en caso de no llegar a  cumplir con las expectativas puestas en ti? Y si eres tú el que decide lo que debes ser o no serás nada ¿qué tan seguro estás de que no te cansarás de ello?

amor y emprender

La frase de San Martín creo que no deja margen a las dudas valiosas, a la flexibilidad necesaria para experimentar, probar, equivocarnos, aprender y crecer.

Creo en aquello de que todos somos distintos, únicos e irrepetibles y que contamos con características que nos potencian en unas disciplinas más que en otras y por tanto, seremos más prósperos en determinados contextos. Pero también pienso que al final del día, la cuestión de decidir lo que debes ser,  es básicamente una cuestión de amor y que como sucede incluso en las relaciones de pareja, ese amor puede desvanecerse, por lo que es importante que sepamos cuándo retirarnos antes de salir lastimados.

Emprender y amar van de la mano

Qué extraño esto de decidir lo que debes ser como si se tratara de una cuestión netamente sentimentalista, como si se tratara de decidir a quién amarás por el resto de tu vida o por un buen rato.

Puede que pienses que estoy equivocada, pero por favor, antes de sacar tus conclusiones, dame la oportunidad de explicarte porqué argumento esto.

No hay una fórmula para la felicidad, pero la mayoría de las personas coincidirán en que sin amor, no hay felicidad posible. Amor entendido no sólo en términos románticos, sino también, universales.

Amar al prójimo atrae a la felicidad, amar a tu familia y recibir el amor de esta también te hace feliz, como el amor de los amigos y de la pareja. Amar lo que haces, definitivamente te convierte en una persona más feliz.

Si te levantas todos los días deseando no tener que hacer el trabajo que tienes que hacer, aparecerán en tu vida sentimientos tales como la frustración, el resentimiento, el fastidio, la desesperanza y con ello, la muerte en vida (siempre quise usar esta frase 😉 ).

Parece un relato de autoayuda, pero en realidad, todos los que han atravesado por cualquier proceso de autoconocimiento en busca de su verdadera pasión en esta vida, han experimentado en carne propia esto de no saber de qué vivir, de no conocer cuál era su vocación o esa actividad profesional que no sólo les daría de comer, sino que además les daría felicidad.

Y en ese proceso, se encontraron teniendo trabajos que no los satisfacía, con compromisos que no querían, con obligaciones que claramente no deseaban cumplir.

Creo firmemente que para emprender, hay que tener presente esto: emprender y amar van de la mano. Si amas lo que haces, si realmente sientes verdadera pasión por el proyecto que quieres iniciar, tendrás la motivación suficiente para afrontar todos los obstáculos que surjan en tu camino y tarde o temprano, los resultados deseados llegarán.

amar y emprender

Porque para seguir los designios de otros, las modas, lo que parece más adecuado o más provechoso, ya hay muchos y les va muy bien haciendo lo que hacen.

Por ello, en un mundo en el que pareciera ser que todos se dedican a emprender, lo único que hará que realmente te destaques, alcances tus objetivos y te mantengas lo suficientemente motivado en pos de conseguir eso que deseas, pese a los tropiezos que tengas en el camino, será el amor.

Recuerda siempre que como en las relaciones humanas, ese amor se transforma, crece y decrece, nos trae dicha y nos trae tristeza, nos hace bien y nos puede llegar a hacer mal, la que debe convertirse en la señal para dar el salto a un cambio, porque aferrarse a como dé lugar, no tiene lugar en el mundo del amor.

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario