Top

Cursilería

La chica de la maldad infinita

Ella no sabía entregar amor a quienes la rodeaban. Su motor interno se encendía apenas abría los ojos. Era una fábrica del mal, cuyo único producto era herir al otro. Cuando entregaba su mercancía a la clientela, parecía alcanzar eso que muchos le contaban: la felicidad, el dividendo más preciado. Un día, una de las maquinas principales que hacía funcionar esta fábrica de maldades se averió y algo cambió en la empresa. Al principio, la muchacha intentó ocultarse de su clientela. Rehuía encuentros y reuniones, intentaba no salir, permanecía todo el tiempo que podía en soledad. Pero llegó el momento de volver al trabajo, tenía que seguir produciendo o el negocio se vendría abajo. Entendió que es imposible alejarse del mundo entero, porque...

Ella no sabía entregar amor a...

Read More

La siesta como rebeldía

[Tweet "—Dormir la siesta es un acto de rebeldía contra la rutina—"]me dijo antes de cerrar los ojos acurrucada en mi pecho. Qué maravilla dormir con alguien así entre mis brazos....

[Tweet "—Dormir la siesta es...

Read More

Hablanos de amor

“Hablanos de amor”, me dijeron y esto salió: Besar cada una de sus cicatrices acariciar cada uno de sus moretones abrazarlo hasta que ya nada le duela No importa el tiempo que haga falta si cuando estoy con él no existe eso del tiempo. A veces, cuando el mundo lo deja solo más solo que de costumbre me gusta rodearlo con mis brazos arroparlo con mi calor cantándole una canción de cuna que él nunca escuchó Quiero que se sienta protegido que esta vez él se deje cuidar Encontrarme con su mirada perdida decirle que todo va a estar bien Quizás proyecto y quiero hacerle sentir lo que a mí me gustaría que alguien me haga sentir y quiero decirle las cosas que a mí me gustaría escuchar pero ¿acaso no es eso el amor? No sé, no conozco otra manera tratar...

“Hablanos de amor”, me dij...

Read More

Juramentos

—Te quiero tanto. Te juro que el corazón me va a estallar de tanto latir. —Que te estalle. Te juro que junto uno a uno sus pedacitos y te lo vuelvo a armar.       ...

—Te quiero tanto. Te juro qu...

Read More