Top

5 usos que puedes darle al primer post de tu blog

5 usos que puedes darle al primer post de tu blog

pensando

CC Commons by: Wadem 

Estás ahí. Ya has puesto tu blog en marcha, al menos en cuestiones técnicas elementales y de estética. Te gusta el diseño elegido y las modificaciones que le has incorporado parece que no te disgustan, el momento de escribir el primer post de tu blog no puede demorarse más.

Pero (siempre hay un pero) no sabes exactamente cómo comenzar, por dónde empezar a hablar, qué idea desarrollar primero, pues tienes tanto que decir, te has imaginado tratar tantos temas en tu espacio, que ahora estás frente a la duda, la incógnita de no saber qué uso darle a la primera entrada de tu blog.

En este caso, mi segundo artículo, te hablaré acerca de 5 usos que puedes darle al primer post de tu blog. Los hay muchos más claro, pero creo que con esos 5 tendrás una idea más clara de lo que puedes hacer al respecto.

Mi primer post

Cuando escribí el primer post de YoMelisa, tuve la misma incertidumbre que tú. No sabía por dónde iniciar, la información que quería desarrollar era tanta, que escoger un único tema para comenzar me parecía desacertado.

Fue entonces que estando frente a la hoja en blanco de mi editor de texto, empecé a esbozar lo que sería el primer artículo, hablando de mi búsqueda y lo que pretendía conquistar con mi blog. Por eso fue que lo titulé “Conquistando certezas”, porque de algún modo, ese es mi objetivo principal con este proyecto y creo que puede ser un buen uso para darle a tu primera entrada.

Habla de las metas que quieres conseguir con tu blog y ya tendrás varios puntos que tocar en un mismo post.

Preséntate

Por supuesto, cuando conoces a alguien, lo primero que casi por instinto sueles hacer es presentarte, decir quién eres, de dónde vienes, a qué te dedicas y básicamente, porqué estás allí, frente a ese extraño.

En el blog es lo mismo, debes romper el hielo de algún modo, y qué mejor forma que hacerlo con correcta presentación.

No escatimes en detalles, al lector siempre le agrada conocer quién está detrás de los contenidos del blog que visita. Eso sí, no brindes datos demasiado sensibles que luego puedan ser utilizados en tu contra, porque recuerda que aunque tu primera entrada será el inicio de una relación, esperemos duradera, con el lector, aquel que está del otro lado, leyéndote, sigue siendo un extraño, por ello, sé prudente.

Presenta tu blog

No es lo mismo presentarte a ti como individuo y bloguero, a presentar tu blog, dando detalles de los contenidos que abordarás y la forma en que lo harás. Este suele ser llamado “post de apertura”, porque sirve para inaugurar tu web de una vez por todas.

Es interesante que seas lo más claro posible al hablar de tu blog, sus contenidos, su organización, su nacimiento y también por qué no, el objetivo principal del mismo. No marees al lector con información poco relevante al respecto y recuerda que en parte estás aquí para brindarle algo único a quien te visita, por ello ¡sé creativo!

cómo escribir el primer post de tu blog

CC Commons by: TheAlieness GiselaGiardino

Anuncia futuros artículos

Esta idea la tomé del blog de Carlos Bravo  Marketing de Guerrilla. La misma consiste en despertar la curiosidad del usuario a través de la promesa, si se quiere, de futuros contenidos en serie dentro del blog. Los artículos en serie son entradas que abordan un tema, con sus subtemas específicos,  desde distintos ángulos o abordando diferentes detalles del mismo.

Por supuesto, tendrás que cumplir en un futuro lo que prometes, porque no hay nada peor, para la reputación tuya y de tu blog, que no cumplir lo prometido a tus lectores.

Deja que fluya

Esto podría aplicarse a cualquier orden de la vida y por qué no darle un espacio al hablar de cómo escribir la primera entrada en un blog.

La propuesta es que te sientes frente al ordenador, veas la hoja en blanco y te dejes llevar por la primera idea que te venga a la cabeza y que tenga relación con tu blog, con una temática en particular que quieras desarrollar o contigo y el inicio de tu nueva travesía al frente de tu espacio propio en la blogosfera.

Esta, a mi entender, es la forma más satisfactoria de comenzar tu andar en un blog, porque es auténtico, sale de ti sin tapujos y te deja esa extraña, pero gratificante sensación de haber compartido algo muy tuyo con el mundo.

¿Qué uso le darías al primer post de tu blog?

Melisa Fernández

Escribo hasta por los codos...

No Comments

Deja un comentario